En cualquier lugar en el que no hay que preocuparse por resfriarse después de bailar bajo la lluvia, por salir herido después de haber amado, o por aguantar ese dolor de cabeza después de una noche de fiesta.
No tengas miedo a la tormenta, solo tienes que aprender a bailar bajo la lluvia.

miércoles, 9 de enero de 2013

cápitulo 9 de 365.

Hoy por fin después de 9 días, quiza ya tenga la fuerza suficiente para pensar en este año nuevo , en las consecuencias que acarreará y dejar atrás este último año de mi vida que ha sido de lo mejorcito.
Es hora de pensar que la cosas no se consiguen por arte de mágia y que hay que empezar a poner un poco más de nuestra parte. Un poco de corazón en las acciones y bastante sentimiento por parte de todos. Este nuevo año no me propongo nada, solo seguin siendo yo.
Es complicado porque bastante cosas ya no son lo que eran, y de muchas cosas que esperan, la mayoria te defraudan.
Eso es demasiado duro.